Hola queridos lectores de cine, nos volvemos a encontrar, saliéndome un poco de mi línea editorial en Canal Freak, que corresponde a Videojuegos, vuelvo a redactar para la sección de cine, en esta ocasión con la esperada y controversial película basada en el éxito de Ubisoft llamada Assassin’s Creed.

Esta película, que se suma a la creciente lista de adaptaciones al cine, que ya no solo se limita a los comics y libros, si no que ahora está tomando el mundo de los Videojuegos y al parecer al fin están tomando un buen camino y no tanta libertad como hemos visto en otros films como son Street Fighter, Mario Bros o incluso Resident Evil. Pero ya, basta de cháchara, hablemos de la película, sin Spoilers y sin verdad absoluta.

La película se estrenó en diciembre del año pasado en Estados Unidos y lo único que escuchaba acerca de ella es que era mala, pésima otro Fail máximo en adaptaciones al cine. entonces ¿es buena o mala? ¿es una buena adaptación del juego? Para responder a estas preguntas, debemos meternos a fondo en la película y hacer un análisis un poco más allá de lo superficial y ver más de un punto de vista.

Para aquellos familiarizados con el Videojuego, no es necesario explicarles mucho de la historia, pero para aquellos que no conocen la contraparte, la película sigue la historia de Callen Lynch, un criminal sentenciado a muerte, que tras su ejecución, descubre que en realidad no ha muerto, si no que fue seleccionado para una experimental forma de “curar” su violencia por medio de una máquina llamada “El Animus”, esta máquina permite a Callen revivir los recuerdos de Aguilar, un antepasado muy lejano de Callen, quien vive en los tiempos de la Inquisición Española. De alguna manera Callen debe revivir los recuerdos de su antepasado, pero nada es lo que parece, su antepasado pertenece a un credo secreto de asesinos que guardan un secreto que podría cambiar el rumbo de la historia.

Visualmente se parece mucho a los juegos.

Obviamente, todo esto está sacado casi directamente del juego, siendo una adaptación, el personaje no es el mismo de los juegos, pero cumple el mismo rol, en la interpretación de Michael Fassbender (X-Men: Days of Future Past) el protagonista Callen tiene poco interés en revivir los recuerdos de su antepasado, pero esto va cambiando durante el filme. Si debo decir algo acerca de la forma en que está contada la historia de la película es que en un principio puede ser algo abrumadora, la película te lanza una cantidad de información que es difícil de procesar en el poco tiempo que tenemos. Esto en los juegos no es un problema puesto que se puede hacer en horas de juego, mientras que en la película solo debe tomar minutos, de todas formas, a medida que vamos avanzando en el filme todo va tomando un color más claro y se puede ver el trasfondo si se pone atención. Es decir, mientras más avanza la película mejor se pone, eso es bueno.

Aun así, no puedo dejar de mencionar en que al estar basado en un juego y como suele pasar en las adaptaciones de este formato, algunas cosas parecerán ridículas y lo son, hay una parte especifica en la película, que no adelantaré, no se preocupen, pero Callen parece estar absolutamente perdido, no sabe lo que pasa y exclama “What the fuck is going on?” (¿Qué mierda ocurre?) y de verdad fue la misma reacción que tuve yo de esa escena en particular pues los personajes actuaban como… bueno, como si fueran parte de un Videojuego y este no es un Videojuego, es una película (¡Duh!).

Esta dinámica se da en su gran mayoría en el “presente”, cuando estamos viendo los sucesos que el protagonista Callen Lynch está viviendo, pero esta película también transcurre en los recuerdo del antepasado de Callen y es aquí donde la cosa se pone interesante. Aguilar es el antepasado del protagonista y su vida se cuenta tanto o mejor que los eventos que le suceden a Callen, y si debo ser honesto estas eran mis partes favoritas de la película. La mayoría de la acción ocurre en los tiempos de la Inquisición Española que para nosotros es particularmente entretenida ya que la película al cambiar de época cambia su idioma al español y debo decir que me sorprendí con el nivel de español que hablan en esta película, especialmente el de Fassbender  que si bien no habla un español perfecto (Mantanas)  lo habla muy bien y se le entendía cada palabra, a diferencia de otras películas en que el uso del español necesita subtítulos, en esta película en su gran mayoría se entiende muy bien, con algunas pequeñas excepciones. Esto también trae un pequeñísimo problema, se trata de que algunos personajes hablan un español nativo perfecto, mientras que por muy bien que Fassbender hable español, para nosotros, se nota la diferencia y eso quita un poco esa magia de estar en España, pero ok, quizá me estoy poniendo muy quisquilloso, agradezco eternamente la dedicación de Fassbender al hablar español, realmente se le entendió todo y eso es un plus en la película.

¡La acción es buena!

La acción de la película me gustó muchísimo, sin tanta parafernalia se logró grandes escenas de acción y entretención y tiene absolutamente todo lo que un fan de Assassin’s Creed podría esperar, saltos, batallas con distintas armas, las “dagas escondidas de los asesinos”, peleas en techos, escapes por las calles de la ciudad en este estilo “Parkour” he incluso los “Leap of Faith” están presentes, como alguien que ha jugado Assassin’s Creed la película no decepciona en lo absoluto en este aspecto. Además, las ambientaciones sobre todo en las escenas del antepasado están perfectas, realmente se siente como un juego de Assassin’s Creed y estos son puntos que nuevamente le daré a favor de la película.

 

Dicho todo esto, la película tiene algunos detalles importantes, primero que todo el ritmo de la película a veces agota un poco, en momentos se pone un poco seria y tensa y puede llegar a aburrir esperando que volvamos a ver los recuerdos de Aguilar. Por otra parte, hay personajes que como ya mencioné tratan de “hacerse los importantes” y caen en el triste mundo de la ridiculez y nunca se sienten tan importantes como la película los quiere hacer ver. Faltó un poco de desarrollo ahí, quizá poniéndolos como compañeros de Aguilar podríamos haber simpatizado más con ellos. En fin, el tema es que el último gran pecado de Assassin’s Creed es cortar su Clímax, llegado el punto final, la película parecer estar terminando, pero continua y da una conclusión algo apurada y forzada, no necesariamente mala, pero predecible y algo floja.

¡Puede llegar a ser así de seria!

Assassin’s Creed es una película rara, muy rara. Es una de esas películas en que el espectador tiene la última palabra, puede tanto gustarte como desagradarte totalmente, todo dependerá de lo que tú quieres ir a ver y cuáles son los detalles que quieres destacar. Por mi parte me entretuve mucho, no es una obra maestra, pero cumple con todos y cada uno de los puntos que debería tener para ser una buena adaptación del juego. Por otro lado, tiene errores y pequeños traspiés que pueden mejorarse, pero no arruinan la cinta, sin duda alguna es una película hecha para fans y quizá aquellos que no lo sean vean menos.

En resumen, es una buena adaptación, incluso tan buena que transmite el mismo “problema” que tiene el juego en que las historias del pasado son muchísimo más interesantes que las del presente y lamentablemente la película sufre un poco por esto.

Como siempre, debo decir que no me gusta mucho el sistema de calificar cosas, pero siendo esta una sección anexa a la mía deberé hacerlo.

3.5/5 estrellitas.

 

Comentarios