SINOPSIS: Un mago de poca monta de dudosa ética y deseos de grandeza llega por accidente al misterioso mundo de Oz, aunque este lugar fantástico se presenta como el sitio perfecto para hacer fama y fortuna, pronto deberá develar los verdaderos secretos que se esconden bajo cada uno de los personajes que lo rodean, pero más que nada, deberá develar los secretos que yacen en su personalidad y su corazón.

RESEÑA: James Franco (El Origen del Planeta de los Simios, 127 Horas) vuelve a nuestra pantalla grande con esta “precuela” del famoso Mago de Oz, encarnando a un mago charlatán frustrado que tras un accidente llega a la fantástica tierra de Oz. La vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

afiche_ozEsta es una de esas cintas familiares, una película que pueden disfrutar tanto grandes como los pequeños de la casa sin ningún problema, llevándonos por un viaje mágico aunque simple por mundos fantásticos, donde los colores brillantes y los personajes extravagantes basados en la obra de Frank Baum son los verdaderos protagonistas.

La cinta engancha desde un comienzo, con una primera parte vibrante y divertida, donde el colorido, la fotografía y un ritmo vertiginoso nos sorprenden y nos llevan a sentir, ver y vivir el mágico mundo de Oz, sin embargo, esta decae un poco en la mitad del metraje, con escenas y diálogos que no logran conectar con el espectador y que se sienten algo forzados, más relleno que nada, aunque, afortunadamente, ya hacia el final, el filme logra repuntar brindándonos el desenlace espectacular que esperamos.

James Franco en el papel del fanfarrón y charlatán Oscar “Oz” Diggs está espectacular como siempre, su trabajo es interesante ya que captura la esencia del misterioso personaje nacido del imaginario de Baum y nos trae su supuesta historia, brindándonos un contexto. Se puede ver que tanto el trabajo del director Sam Raimi (Spiderman, Arrástrame al Infierno) como el de Franco despuntan respeto con la gran obra en la que se basan.

La hermosa Mila Kunis (Cisne Negro, Amigos con Beneficio) , la espectacular Rachel Weisz (La Momia, El Legado Bourne) y la cándida Michelle Williams (Secreto en la Montaña, La Isla Siniestra) lo acompañan en esta travesía cuyo gran éxito se basa en no dejarse llevar por la moda de Hollywood de “oscurecer” los clásicos infantiles y mantener la esencia colorida, infantil y mágica que cruza tanto las novelas como las cintas y obras que se han realizado a raíz de estas. Este aspecto es en realidad lo que más me sorprendió; iba mentalizada a ver algo más oscuro, más gótico quizás, pero fue una buena sorpresa ver que Raimi decidió tomar un camino alternativo para su filme. Y no se me debe malinterpretar, me han encantado las producciones como Alicia en el País de las Maravillas o Blancanieves y El Cazador, pero siempre se agradece ver algo nuevo o que te sorprendan al momento de ver una cinta.

Como leí por ahí, más allá de los libros, Raimi basó su trabajo en el Mago de Oz de 1939, esa famosísima película protagonizada por Judy Garland (cinta que le dio forma a la imagen mental que yace en el inconciente colectivo del Mago de Oz) haciendo varias alusiones tanto en lo puramente estético como al argumento en si.

También destacan los nuevos personajes introducidos que se basan de una u otra manera en el mundo fantástico creado por Baum, siendo el más destacado de todos la niña de porcelana que se convierte en parte importante (y lo mejor de todo, sutil) de la enseñanza que esta fábula tiene para presentarnos, una enseñanza que “debe” estar en toda película de Disney.

En resumen, una buena y entretenida cinta familiar que llama a grandes y chicos a compartir un rato agradable y hermoso y que respeta profundamente la gran obra de la que nació.

Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Buena.

Erika Moreno I.

Comentarios