El equipo que trajo Mi Villano Favorito, Mi Villano Favorito 2 y Minions, regresa para continuar con las aventuras de Gru, Lucy y sus adorables hijas (Margo, Edith y Agnes) junto con los Minions. En esta nueva aventura Gru se enfrentará un villano llamado Balthazar Bratt y a conocerá a su hermano gemelo Dru.

Reseña
Esta cinta es la tercera de la franquicia de Mi Villano Favorito y cuarta entrega con los adorables Minions.
La película comienza donde queda la segunda parte, con Gru recién casado con Lucy y convertido en un agente secreto mientras su esposa se acostumbra a su nuevo rol de mamá. En ese contexto es que, tras el escape del Villano Balthazar Bratt, ambos pierden su empleo, teniendo que iniciar un proceso de búsqueda de una nueva ocupación. Es ahí que entra a escena Dru, millonario hermano gemelo de Gru, que fue criado por su padre quién ha muerto. La pérdida de su papá lo impulsó a buscar a su hermano y conocerlo. Dru es muy parecido a Gru, pero rubio y con abundante cabellera. Invita a la familia a su casa para conocerla y crear lazos con su gemelo. 
En estructura, la película es muy similar su antecesora, explota el humor ácido, pensando en los más grandes como anteriormente lo hiciera Shrek con chistes aludiendo a algunos personajes animados de la competencia. Los Minion por otro lado cumplen con su función, generando momentos simpáticos que entretienen en forma transversal a niños y adultos, de hecho en una parte de la trama algunos tienden a alejarse de su amo y emprender aventuras por si solos logrando situaciones entretenidas que sacan más de alguna sonrisa.  La cinta resulta funcionar bien en su cometido: entretiene sin mayores ambiciones. Hay un par de secuencias muy graciosas y también ocurrentes (como la búsqueda de un unicornio o las aventuras de los Minions  sin contar más para evitar Spoilers).
El malvado en esta ocasión es un ex rostro de televisión de los 80 con hombreras y estética tipo New Wave que tras la cancelación de su programa, se vuelve malvado. Con detalles que tocan la fibra nostálgica de los padres, es imposible no reconocer la buena elección de las canciones de la época como elemento narrativo y en los chistes. El pero, es que recuerda o la elección de las pistas es muy similar a la música utilizada en Megamente, aunque no es el único elemento que lo recuerda. Hay muchos guiños al personaje azúl en la película, donde pese a que son evidentes, no molestan.
La cinta funciona, pero en esta oportunidad su mensaje se pierde un poco. Habla de el rol de padre, el cambio de vida que traen los hijos y de la búsqueda de la identidad. Pero a veces se vuelven confusas las vueltas que se da en la trama para entregar la moraleja. Claramente la franquicia puede seguir entregando nuevas películas, el tema es ir encontrando historias atractivas que contar, para seguir disfrutando de Gru, las niñas y los Minions, que se roban la película. Los adorables enanos amarillos encantan a grandes y chicos, pero una película exclusiva de ellos termina siendo excesiva en mi opinión. Tal como están en Mi Villano Favorito 3 funcionan mucho mejor.

Les recomiendo ir en familia a disfrutar de esta película que se estrena este jueves. Sin duda uno de los estrenos de la temporada enfocado principalmente en los más pequeños de la casa donde los Minions llegan mejor que nadie y con más de algún elemento nostálgico de regalo para los padres.

Comentarios