Sinopsis: Ralph Sarchie, oficial de la policía de Nueva York, se encuentra luchando con sus problemas personales cuando comienza a investigar una serie de crímenes inexplicables y perturbadores. Él une sus fuerzas con un sacerdote poco convencional, experto en los rituales del exorcismo, para combatir las espantosas y demoníacas posesiones que han aterrorizado a la ciudad.

ldm

La película está inspirada en el libro de Sarchie que detalla escalofriantes casos de la vida real.

Líbranos del mal comienza mostrándonos ciertos hechos por separado, bastante extraños y escalofriantes. En el transcurso de la historia, poco a poco se irán uniendo hasta revelarnos la horrible verdad.

Todo comienza con la historia de posesión demoníaca que le sucede a unos soldados mientras están en una misión en Irak. Se supone que está basada en hechos reales por lo que es imposible no pensar en lo horrible que sería vivir algo así y en lo irreal que suena para alguien como nosotros que no creemos fácilmente en todo lo que nos cuentan.

Lo novedoso de esta película es el sacerdote que se nos presenta. Es un tipo joven que fuma y bebe alcohol, pero esto no es todo, en el pasado fue drogadicto e incluso embarazó a una chica. Lo maravilloso de este personaje es su forma de responder a los prejuicios que tiene Ralph sobre Dios, me gustó su actitud y su motivación.

El director juega mucho con el clásico efecto de asustar mediante largos silencios que son bruscamente interrumpidos por sonidos fuertes e imágenes ensangrentadas. Puede que para algunos, esto ya no cause ningún efecto, pero yo estaba abrazada de mi chaqueta y tensa al máximo.

La historia no es del todo creativa, ya que el tema de gente poseída por demonios es común, pero está contada de tal forma que no notas que sea algo repetitivo y logra que la disfrutemos.

Hay un hecho que me llamó la atención y es que los poseídos recitan frases de canciones del grupo The Doors. Además durante toda la película suenan canciones de este grupo y, esto es,  entre terrorífico y extraño.

La mayoría de la gente es reacia a ver este tipo de películas porque varias historias son sólo muerte y sangre sin sentido. Pero acá se nos presenta una mezcla entre suspenso, terror y drama, que para mí resultó bastante bien.

No tiene efectos especiales tan maravillosos, pero cumple el objetivo que es mantenernos atentos y en tensión.

A mí me gustó bastante. Me asusté, me reí y me emocioné.

Comentarios