afichesimiosNormalmente quien les escribe usa este espacio para despotricar iracundo sobre los infinitos remakes y reboots de esas queridas sagas que tanto disfrutábamos hace unas décadas, pero si hay alguna revisión que ha conquistado los corazones del Mundo, sin duda es la del “Planeta de los Simios”. Una década después del (algo fallido) intento de Tim Burton en 2001, la precuela-reboot de Rupert Wyatt  nos pilló totalmente desprevenidos con su enfoque profundo, humano y real sobre el origen del mundo de la franquicia. Esta vez, es Matt Reeves (“Cloverfield”) el encargado de continuar la odisea de César y sus simios… Con la vara así de alta, ¿logró estar a la altura? La revisamos, cortesía de FOX Chile, y te lo contamos sin spoilers, sin verdad absoluta.

 

La nueva “El Planeta de los Simios” es una verdadera joya exótica en estos días.  La escalada de los blockbusters colosales ha obligado a los estudios a crear espectáculos cada vez más ruidosos y grandiosos, y por lo tanto más caros y obligados a llamar a la mayor cantidad de público posible para apenas sustentarte económicamente. Es decir, sólo se permiten apuestas seguras,  que no tengan restricción de edad ni tema, que no se arriesguen mucho y se muevan por terreno conocido. Es ahí donde en 2011, Wyatt se atrevió con “Planeta de los Simios: (R)evolución”(o “El Origen del Planeta de los Simios”, para los amigos): una historia sobre la naturaleza humana, un drama inquietante sobre crecer y descubrir los pecados del Mundo, envuelto en un thriller Sci-Fi de magistrales efectos especiales puestos al servicio de una trama (como siempre debería ser) sencilla en apariencia, pero mucho más compleja en el fondo. “(R)evolución” no se apuraba a entrar de lleno en el conflicto espectacular; se tomaba su tiempo para contar la historia de alguien buscando su lugar en el Mundo. Lo mismo hace hoy “Confrontación”, que nos pone (sin apurarse), un paso más cerca del fin de todo. Han pasado 10 años y el virus liberado al final de la entrega anterior ya ha diezmado a la mayoría de la población humana. César y sus simios han formado una pequeña sociedad ajena al caos y al destino del Hombre, pero su utopía de paz y armonía se ve interrumpida cuando un grupo de sobrevivientes humanos entra en sus territorios para reactivar una vieja estación eléctrica. Ahora César deberá decidir si permite una alianza con los últimos humanos del planeta, o si debe prepararse para una eventual guerra. Tal como lo hiciera “El Planeta de los Simios” original en los 60’, en plena Guerra Fría y con la amenaza nuclear más viva que nunca, “El Amanecer del Planeta de los Simios” (titulo original y que aún no entiendo porque se descartó en pos de una palabra tan falta de gracia como “Confrontación”) habla de la desconfianza, la sed de poder y la violencia natural de nuestra especie, en días donde el tema ocupa todos los titulares. En uno y otro bando hay ganas de paz, de acuerdo, pero también hay quienes ven la oportunidad perfecta de aplastar definitivamente al aún no declarado “enemigo”. Y en el medio, tenemos a Andy Serkis y su elenco oculto, impregnando detrás de cámara a las creaciones de WETA de verdadera vida. Suya es la misión de contar una historia que se cuenta casi entera en lenguaje de señas, gestos y escasas palabras, pero que inquieta, entretiene y asombra igual que la original. Junto a ellos, Reeves respeta completamente el estilo de Wyatts, y lleva los aspectos técnicos de la cinta al siguiente nivel .

“Confrontación” es una película oscura, con un mensaje sombrío detrás: esa sensación inequívoca de que la Paz es sólo una ilusión y la Guerra, inevitable. Más que héroes y villanos, existe la violencia, y con cada acción la película nos parece recordar angustiosamente que, una vez cruzados los bandos, es imposible escapar de ella, sin importar qué. Esto ha llevado a varios medios a comparar a “Amanecer…” con otros episodios oscuros de la cultura popular, como “El Imperio Contraataca”. Y tienen razón: el villano parece poder ganar en cada segundo… Y como no, si es uno de los más poderosos que puede haber: nosotros mismos.

“El Planeta de los Simios: Confrontación”, en 2D y 3D.  A gusto personal, un delicioso escalafón más en una serie que aún no llega a su tope, y que esperamos mantenga el corazón y la calidad que ha convertido en su estampa. Disfrútala y siempre recuerda: más que leer aquí lo importante es ver por ti mismo… Ser tu propio crítico.

Inti Carrizo-Ortiz

Comentarios