Gentileza de Warner, nos adentramos a ver un completo reboot del más grande superhéroe jamás creado, ese que en los próximos días cumple 75 años y donde la simple historia básica que la gran mayoría de nosotros conocemos, nos la vuelven a contar, pero esta vez de una manera más inteligente, más adulta, explicándonos más detalles. Un ejemplo de estos nuevos e interesantes detalles son el motivo del colapso de Krypton, o por qué Jor-El (Russell Crowe) envía a Kal-El (un acertado Henry Cavill), a la Tierra, mostrándolo casi divino para ambos planetas.

manofsteelsupermanJunto con ir conociendo a lo largo de la trama principal, a este ser extraterrestre que comienza a conocer sus poderes y a enfrentarse a ser diferente, cuestionarse quién es y cómo su padre terrenal Jonathan Kent (un conmovedor Kevin Costner) lo obliga a ocultar su naturaleza, por temor a perderlo o que sea rechazado. También podemos ver su traumática juventud debido a sus superpoderes, que se van transformando en un problema en su vida, todo esto relatado a través de los clásicos flashbacks, que Nolan impregno en Batman Begins, pero que en este caso en mi opinión llegando a un nivel de abuso. Después de conocer todos los pormenores del inadaptado Kal-El, la cinta nos entrega una acción increíble, épica, ruidosa y colosal, recordándonos a Neo y el Sr. Smith de The Matrix Revolutions con un General Zod (un gran adversario Michael Shannon) al cual no necesitamos arrodillarnos frente a él, ya que es orden y control total, un villano al que desprecias de principio a fin cada vez que lo tenemos en pantalla y que cuenta con la compañía de Faora (Antje Traue) de la cual diré, ¡qué excelente villana! Un gran rol acompañando a Zod en la tiranía.

En lo personal, no sé si fue una muy rápida edición, pero la relación Clark y Lois Lane (Amy Adams) fue corta/rápida, tal vez para privilegiar la historia sobre los orígenes del superhéroe, dejando para su secuela la continuidad de su “amistad”, ella, bella e inteligente, pero creo que no se le sacó un buen provecho, además quedan vacíos en la historia bastante notorios, lo que me hace preguntar si es que habrá alguna edición extendida de esto.

Existen muchos guiños a las anteriores películas pero este Superman, entra en conflicto con los más fieros fans del superhéroe, ya que muchos detalles de la historia original han sido cambiados, pero perdónenme, este es un Superman necesario para el siglo XXI, los tiempos han cambiado, y eso le ha ocurrido, desde quitarle los calzoncillos rojos y adaptarla a estos tiempos, pero esto no quiere decir que todos los cambios sean los correctos.

En el aspecto visual, la calidad y colorido es increíble, colores marcados dependiendo de la situación, el 3D, reconozco que para mí, es un mero cliché en esta aventura y con realistas acercamientos de cámara en mano, logran realzar la aventura, la música de Hans Zimmer, quien ha compuesto una gran pieza para este reboot, quien tal vez se equipara (arriesgo mi integridad física con esto) al maestro John Williams, pero no se malinterprete, tenemos un nuevo y diferente Superman, y requería una nueva y diferente visión musical a la pieza maestra creada por Williams.

En resumen, este Superman de la mano de Zack Snyder con sus falencias y grandes cambios que los fans reclamaran, es un buen comienzo pero como siempre, ustedes tienen la última palabra.

Comentarios