Sinopsis: La historia de la novela narra en tercera persona los doce años de vida de un muchacho llamado Jonas. La sociedad en que vive ha eliminado el dolor y las disensiones al convertirse a la Monotonía y a la Igualdad, un plan que también ha erradicado la profundidad emocional de sus vidas. Jonas es seleccionado para desempeñar la Misión de “Receptor de la Memoria”, la persona que almacena todas las memorias del tiempo anterior a la Monotonía, necesario en caso de que los jefes necesiten ayuda para tomar decisiones en las que nadie cuenta ya con experiencia. El Dador de Recuerdos PosterFinalCuando Jonas recibe los recuerdos del anterior receptor —el “Dador”—, descubre cuán superficial se había convertido la vida de su comunidad.

El dador de recuerdos es la adaptación cinematográfica del primer libro de la saga El Dador, escrita por Lois Lowry.

Esta vez rompí mi tradición y vi la película antes de haber leído el libro. Si ustedes leyeron el libro antes, espero me digan si es una buena o mala adaptación porque, por esta vez, opinaré desde la ignorancia literaria.

La película comienza presentándonos un mundo futurista que superficialmente parce perfecto. esta sociedad no tiene recuerdos, no ve colores y carece de sentimientos. Pero, como en toda distopía, detrás de esta perfección se esconde una verdad que dista bastante de ser algo positivo.

Jonas, nuestro protagonista, es seleccionado como el nuevo receptor de memoria. Este es un puesto bastante importante, sólo él podrá conocer todo lo que el mundo algún día tuvo. Pero, a medida que va recuperando recuerdos, se dará cuenta de que la sociedad en la que vive los ha tenido engañados, la crueldad continúa pero, está camuflada en la ignorancia. Estará en manos de Jonas luchar para que la verdad salga a la luz…

Una historia intrigante que te atrapa desde la primera escena. Sin mucho romance y con harto contenido. Nos hace salir del cine viendo el mundo con otros ojos.

Es muy interesante la forma en que logra que nos valoremos como persona. Cosas tan comunes para nosotros como música, colores o los animales que nos rodean, todo cobra más importancia luego de ver esta película.

A ratos puede parecer un poco plana, pero hay que tener en cuenta que en un mundo sin sentimientos, los personajes no pueden ser muy espontáneos.

Me pasó algo extraño, al contrario de todas las otras distopías que he visto, éste me pareció un mundo agradable donde vivir. Encontré bastante lógica la explicación de por qué es mejor suprimir los sentimientos y que vale la pena perder varias cosas positivas con tal de erradicar la maldad de los humanos. Amo la frase “El amor es sólo pasión que puede cambiar”.  

Una película cuyo público objetivo son los adolescentes, pero que será capaz de cautivar a personas de todas las edades.

Véanla y me comentan si les gustó.

Comentarios