SINOPSIS: El policía del Capitolio, John Cale (Channing Tatum) acaba de ser rechazado del trabajo de sus sueños en el Servicio Secreto, que consiste en proteger al Presidente James Sawyer (Jamie Foxx). Para no decepcionar a su pequeña hija con la noticia, la lleva a un recorrido por la Casa Blanca, cuando el complejo es secuestrado por un grupo paramilitar fuertemente armado. Ahora, con el gobierno en caos y contra reloj, depende de Cale salvar al presidente, a su hija y al país.

resized_625x300_afiche_elataqueRESEÑA: Este jueves llega a nuestra marquesina lo nuevo del director Roland Emmerich (El Día de la Independecia, 2012) experto absoluto en destruir estructuras y alzar la bandera estadounidense por sobre los escombros. La vimos cortesía de Andesfilms y te contamos todo sin spoilers aquí en tu Canal Favorito.

Roland Emmerich. Dos palabras que en el diccionario deberían ser sinónimo de destrucción masiva y patriotismo exacerbado. Después de los realizado en Anónimo donde pensé que Emmerich se había pegado el salto, como se dice en buen chileno, a un cine más cuidado y por sobre todo más perdurable, aunque también debo reconocer que Emmerich es el autor de dos grandes obras de acción:  El Patriota y El Día de la Independencia que son parte de las películas apreciadas por mi persona. Esta vez nos trae esta nueva cinta que se encuentra muy por debajo de su obra y que nos viene a confirmar que este director busca llegar a las carteleras y vender tickets sin preocuparse mayormente de lo que presenta al espectador. Esta vez lo hace con un festín bélico de proporciones, un elenco de lujo y un guión trillado hasta decir basta. Era de esperar que el resultado no fuera otra cosa que una película palomitera, llena de explosiones, llena de clichés (algunos aceptables, otros no tanto), frases armadas, personajes innecesarios, sucesos previsibles que puede llegar a convertirse en un buen momento al espectador si deja de lado cualquier sentido crítico y se dedica a disfrutar de buenas escenas de acción.

Pero es complicado, al menos en mi caso, sacarse de encima la sensación de “deja vú”, incluso si no se ha visto “Olympo has fallen” protagonizada por Gerard Butler cuya premisa es prácticamente la misma, la mente no es capaz de despegarse de una serie de otras películas que ya han mostrado acción y efectos parecidos a los vistos en esta, incluso el más despitado de los espectadores saldrá con una sensación de no haber visto nada nuevo. Porque en realidad lo malo no son los factores mencionados, no es lo previsible del filme, no es la acción por acción, ni los personajes innecesarios ¡Cuántas películas así hemos visto que sin embargo parecen dejarnos algo más que vacío al momento de dejar la sala! Sino que después de ver El Ataque salimos del cine pensando que solo vimos un collage de diferentes películas antes vistas. Nada nuevo. Vacío.

Y no es que esta cinta no sea entretenida, porque sí lo es, al menos hasta cierta parte la película entretiene. Soy completamente partidaria de las películas de acción, de las explosiones y las balas, no es eso lo que me molesta, sino la falta de creatividad que oscurecen el trabajo presentado, que merman cualquier intento de sacarla de una película del montón. Sin embargo, de alguna u otra forma, ver a Jamie Foxx (Ray, Django Unchained) en pantalla siempre es un lujo. En mi opinión White House Down no deja absolutamente nada en limpio más que un momento de relajo y explosiones después de un cansador día de trabajo, algo parecido a dormir una siesta en el día, que repone pero que no hace mayores diferencias y olvidable a la media hora.

Ahora bien, para aquellos que busquen explosiones, efectos especiales y mucha acción, esta es su película, algo bueno que podemos sacar es que no te da espacio para aburrimientos y te encandila para que no pienses demasiado.

Channing Tatum (GI Joe The Rise of Cobra, Querido John), sigue siendo Channing Tatum, una buena figura de acción con pocos recursos actorales y definitivamente carente de cualquier ángel, sin embargo, se potencia bastante con la presencia de Jamie Foxx que siempre está muy bien y que le pone algo de carisma a la dupla.

No hay mucho más que comentar de esta cinta, solo decirles que es altamente recomendable para pasar un buen rato en el cine, desconectando el cerebro, comiendo un buen pote de cabritas, y dejándose llevar por las escenas y por una historia trillada a niveles insospechados, sin soprenderse por las banderas estadounidenses flameando épicas al viento.

Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Interesante.

Erika Moreno I.

 

Comentarios