vampireacademy02

Un nuevo culebrón de vampiros adolescentes es el que presenta Vampire Academy. Con una protagonista rebelde, un romance complicado y hartos peligros que sortear, esta saga puede ser un sano consuelo para las viudas que dejó el fin de las novelas de Crepúsculo.

Richelle Mead está especializada en el área del romance paranormal. Ya había comentado antes de su primera saga con Cantos de Súcubo. En ésta ocasión les presento una saga mucho más juvenil que la anteriormente mencionada, y que recoge la figura del vampiro, pero en el enfoque teenager que han adoptado varios autores, dando así una vuelta de tuercas al mítico personaje del bebedor de sangre.

vampireacademy01Para comenzar, es importante distinguir ciertos conceptos que la autora maneja en sus novelas, y son las tres razas que tenemos en el relato: Los moroi (vampiros que no matan ya que se alimentan de sangre de “proveedores”); los dhampir (mitad humano y mitad vampiro; se entrenan como guardianes para proteger a los moroi); y finalmente los strigoi (los malos de la historia; asesinos sedientos de sangre, antes fueron humanos, dhampir o moroi, pero fueron convertidos u optaron libremente seguir este camino).

Ya teniendo eso claro, les cuento de qué van estos nuevos vampiros que fueron publicados el 2007. La saga parte con el libro que se titula, justamente, Vampire academy, y que narra la historia desde la voz de su protagonista, Rose Hathaway, una dhampir de 17 años que estudia en la academia de vampiros St. Vladimir. Los dhampir son entrenados como guardianes de los moroi, quienes son perseguidos por los strigoi (si ya se enredó, vuelva al párrafo anterior para ver de qué va cada raza). En términos más concretos: Rose se entrena para ser la guardiana de su mejor amiga, la princesa moroi Lissa Dragomir, la última de su linaje, y con la cual además tiene una misteriosa conexión que le permite percibir los sentimientos de Lissa.

Al comenzar la novela las adolescentes han huido para proteger a Lissa, pero tras dos años lejos son finalmente encontradas por los guardianes de la academia St. Vladimir. Con su regreso se enfrentan a distintas dificultades: por una parte, el peligro que las hizo huir sigue latente; por otra, Lissa cae en una extraña depresión y descubre curiosas habilidades que la distinguen del resto; y tercero, a Rose le toca comenzar a entrenar con el recién llegado dhampir, el ruso Dimitri Belikov, para paliar sus dos años de ausencia de la academia. Dimitri es el guardián que será el futuro protector de Lissa, al igual que Rose, y por el cual comienza a sentirse irremediablemente atraída. Sin embargo, los guardianes dhampir no deben enamorarse entre sí.

En términos generales, creo que la novela satisface muy bien las expectativas dentro de su género, la historia reune personajes fantásticos en una mixtura de aventura y romance inserto en una trama juvenil. La lectura es liviana, muy rápida de llevar y entretiene. Rose Hathaway es una protagonista interesante, de carácter fuerte, atrevida e impulsiva, lo cual es muy coherente con su edad y a lo largo del relato podemos percibir los pequeños pasos de madurez que va logrando. Y el galán de la novela resulta un personaje atrayente, aunque siempre te deja con gusto a poco  -lo cual no está mal tampoco-. La autora mantiene el romance en tensión y deja más bien a la expectativa de que suceda algo entre los protagonistas.

En resumen, creo que es una gran alternativa para quienes quedaron con ganas de más vampiros adolescentes tras concluir con Crepúsculo. Aunque conste, está saga no es en lo absoluto como Crepúsculo, pero si aborda temas similares: vampiros, romance, aventura, enmarcados en una trama juvenil.

La saga está compuesta por seis libros, y por el momento se rumorea su futuro estreno en la pantalla grande. Por ahora les dejo la invitación a quienes disfrutan de este género, pasaran varias tardes entretenidos.

Francisca Tapia

“Libros, caminos y dí­as dan al hombre sabiduría.” Proverbio Árabe

Comentarios