Cortar es difícil. Así que ¿por qué no pagar a alguien para que lo haga por ti?

Sinopsis: Yo nunca pedí ser el mensajero de los corazones rotos… Simplemente ocurrió…
El servicio que ofrece Quentin es sencillo: por una pequeña suma de dinero puede entregar a tu novia una carta que le informe de que estás cortando. Y, si eliges la entrega especial, incluso acompañará la carta con flores y bombones. Pero el servicio no está siendo tan sencillo como parecía… Resulta que algunas chicas la pagan con el mensajero. Y ahora encima su amiga Abby se ha enfadado…

Reseña: Un nuevo libro infantil ha llegado a librerías, se trata de Mensajero de corazones rotos, escrito por Alexandre Vance.

Quentin es un niño de 13 años que tiene una vida bastante ordinaria. Un día hace una apuesta con un chico mayor, dicho chico le ofrece dinero a cambio de que termine portada-no-pagues-mensajero_phixr (1)con su novia en su nombre. Resulta una tarea bastante sencilla, terminar una relación de la que no eres parte no implica ningún tipo de sentimentalismo, además la chica se lo toma bastante bien.

Para sorpresa de Quentin se comienza a correr el rumor y poco a poco aparecen más clientes solicitando sus servicios, lo comienzan a llamar el mensajero de corazones rotos. Su trabajo consiste en dar la noticia de que la otra persona ha decidido acabar con la relación y, si el cliente quiere, puede añadirse una entrega de flores y/o bombones para que el afectado se sienta menos triste.

Puede parecer un poco frío andar rompiendo relaciones ajenas pero Quentin tiene una razón de peso para cobrar por este servicio y es poder ayudar a su madre con las cuentas del hogar.

Es un libro bastante liviano, enfocado en niños de 11 a 13 años, está narrado en un lenguaje simple y no tiene grandes análisis. Es una historia divertida que te sacará más de una sonrisa y nos muestra el romance en su estado más inocente.

Podemos apreciar las distintas formas en que reaccionan las personas al terminar una relación. Vemos lo poco serios que son los enamoramientos de colegio y aprendemos que claramente las apariencias engañan.

Puede ser muy infantil la forma de ver el amor y el gustarse, pero me llegó bastante eso de que a veces nos gusta alguien pero decidimos no hacer nada al respecto porque no estamos preparados. Simplemente somos felices en nuestro estado actual.

Mensajero de corazones rotos es un libro ideal para los pequeños, se entretendrán mucho leyendo las locuras de Quentin y sus amigos.

Le puse 3 estrellas en Goodreads ya que, a pesar de no ser el público al que va dirigido, fue bastante entretenido leerlo.

Comentarios