SinopsisEn su último año de instituto, Quentin no ha aprobado ni en popularidad ni en asuntos del corazón… Pero todo cambia cuando su vecina, la legendaria, inalcanzable y enigmática Margo Roth Spiegelman, se presenta en mitad de la noche para proponerle que le acompañe en un plan de venganza inaudito. Después de una intensa noche que reaviva el vínculo de una infancia compartida y parece sellar un nuevo destino para ambos, Margo desaparece dejando tras de sí un extraño cerco de pistas.

Reseña:  Quentin y Margo viven uno al lado del otro en una urbanización llamada Jefferson Park, durante su infancia fueron muy unademagiaporfavor-libro-ciudades-de-papel-john-green-portadabuenos amigos y en una de sus salidas les tocó ver un hombre muerto tirado en el parque, cosa que fue muy choqueante para ambos aunque para Margo ese fue el inicio de su vida de misterio.

Años más tarde, siendo adolescentes, su amistad había desaparecido y con suerte se miraban en el instituto, Quentin era un chico que no llamaba la atención y sólo se juntaba con sus dos mejores amigos, mientras que por su parte Margo era la señorita popularidad, lo que ella decía se hacía y había miles de historias épicas rondando sobre ella. Hasta que una noche Margo aparece en la ventana de Quentin pidiéndole que la acompañe a hacer una serie de cosas, a lo que él accedió, recordando las muchas razones por las que la amaba y renaciendo esperanzas de que todo cambiaría para él y claro que cambiaron, pero no de la forma que él pensaba. En la mañana luego de separarse, Margo había desaparecido y al parecer siempre que se iba dejaba una serie de pistas que sus padres nunca lograban descifrar. Pero esta vez era diferente, todas las pistas parecían dirigidas a una sola persona, Quentin, y debía encontrarla.

Nuestro narrador es el propio Quentin. En sí el libro es muy entretenido y muy rápido de leer como muchos han dicho. Me encanta la forma como escribe John Green que desde la primera página ya te tiene en shock, en el caso de Ciudades de papel quedé como ¡wow! con el prólogo y luego me encanto ir conociendo a Quentin, personalmente me identifiqué mucho con él y eso me hizo reflexionar de muchas cosas. Así como el hecho de que siempre juzgamos antes de conocer a las personas y eso luego nos hace caer en arrepentimientos fatales (no siempre, claro) pero las cosas que te dice el libro de lo que es la amistad hacen que pienses en toda tu vida porque todos hemos tenido muchos amigos, pero ¿cuántos reales? y ¿cuántas veces no hemos visto gente cambiar y nosotros egoístamente preferiríamos que todo se hubiera quedado como antes?. No podemos dejar que la gente no crezca, que no cumpla sus sueños y todo lo que quiera hacer porque aunque sea muy difícil de aceptar todos queremos hacer la mayor cantidad de cosas en nuestra vida pero, si alguien no te deja y te frena es simplemente el momento de dejarlo de lado, cada uno debe hacer su propio camino. Hay un momento que me llenó de suspenso les juro que me presionaba el pecho para que no se me saliera el corazón, amé esos capítulos.

Dándole una mirada general, el libro es bueno aunque no me gustó el desenlace de la historia, no me dejó satisfecha. Tampoco me agradó Margo, realmente creo que ella es de esas personas que no valoran todo lo que les ha dado la vida.

Recomiendo mucho este libro a todos los que alguna vez han sentido que las personas que los rodean no son para ustedes, que no son tan buenos amigos como creen y tal vez les sea de ayuda ver este ejemplo de Quentin con sus amigos y cómo con el paso del tiempo todos terminamos cambiando.

Le di 4 estrellas sólo porque para mí no fue el mejor final.

Comentarios