Emotiva, irónica y afilada. Una novela teñida de humor y de tragedia que habla de nuestra capacidad para soñar incluso en las circunstancias más difíciles.

Sinopsis: A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes. Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus son solo adolescentes,  pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. 
Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel -conocer a su escritor favorito-, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura  contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Amsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal  vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle del que forman parte…

Rebosante de agudeza y esperanza, Bajo la misma estrella es la novela que ha catapultado a John Green al éxito. Una historia que explora cuán exquisita, inesperada y trágica puede ser la aventura de saberse vivo y de querer a alguien.

Reseña: Este es el libro de moda. Desde el año pasado que todos hablan de él y por muchos meses se ha mantenido en el puesto número uno en ventas en Chile. Además todos los que lo han leído, me han dicho que es muy bueno.  Así que lo compré pero, como no es mi estilo de lectura,bajo la misma estrella.indd traté de estirar lo más que pude el momento de leerlo y dado que se acerca su estreno en cines, lo hice.

Hazel, nuestra protagonista, es una niña de 16 años que tiene cáncer. Está muy deprimida porque se está muriendo, es por esto que su mamá le aconseja ir  a un grupo de apoyo para conocer a otras personas con la misma enfermedad y así tratar de hacer amigos. Es acá donde conoce al guapo Augustus, es él quien con su carisma y su actitud positiva cambiará la vida de Hazel para siempre.

Me gusta mucho la forma de ver el mundo que tienen estos chicos, es conmovedora y a veces un poco chocante la crudeza de sus palabras al referirse a ciertas cosas. Me agrada Hazel, es una chica muy fuerte y valora cada minuto de vida. A pesar de que, como dice ella “El mundo no es una fábrica de conceder deseos“, siempre saca algo positivo de sus experiencias vividas.

Es una historia de amor, pero no como las convencionales. Me ha logrado conmover de sobremanera todo lo que hacen el uno por el otro. Eres feliz por ellos, pero después recuerdas que su felicidad tiene fecha de vencimiento. Frases como “hay infinitos más grandes que otros infinitos“, no hacen más que aumentar el dolor en el lector.

Al leer este libro recordé porqué odio este tipo de historias. Tenemos a la chica con cáncer a los pulmones, el chico que tuvieron que cortarle una pierna y a otro que le sacaron los ojos. Son cosas horribles pero que nos pueden pasar a cualquiera de nosotros. Las enfermedades son reales al igual que la muerte y me deprime un montón pensar en todo eso.

Es un libro rápido que te hace experimentas un torbellino de sentimientos. Recuerdo que en momentos me estaba riendo y un minuto después lloraba con una profunda pena. Creí que era fuerte y que podría leerlo sin derramar lágrima pero, hay un momento en que la historia da un giro y nada es como imaginé que sería y la forma en que analizan la situación es tal, que fue como una puñalada directo al corazón y me rendí y, de ahí ya no pude dejar de llorar. 

Les recomiendo que lo lean porque es una historia necesaria. Nos enseña varias cosas y de seguro que valorarán más su vida y a sus amigos al terminar de leerlo. A veces creemos que nuestra vida no podría ser peor, pero claro que podría y si estos chicos lograron salir a delante, todos podemos hacerlo.

Le doy 5 de 5 estrellas y se ganó un lugarcito en mi estantería de libros favoritos.

Comentarios