Watch Dogs 2 es un juego muy interesante de analizar, hay mucho que decir en un juego que tiene altos y bajos, disfruté muchísimo explorar todos los rincones de san francisco, pero también sentí que la historia fue un poco débil, a pesar de todo esto y sin duda es una mejora en casi todos los aspectos a su antecesor.

Marcus Holloway es el nuevo protagonista de la saga, junto a él, tendremos la misión de ayudar a un grupo de estereotipados hackers a realizar acciones activistas e idealistas en contra de grandes corporaciones ficticias y la historia es nada más que eso. a pesar de esto, Marcus es muchísimo más carismático y fácil de empatizar que con Aiden Pearce, su actitud y animo son muchísimo más llevaderos y positivos, uno siente que debe ayudar a este nuevo hacker, sin embargo, esto también presenta un problema de consistencia con el juego, puesto que Marcus es tan “Buena onda” que es raro imaginárselo como un asesino o un agente del caos, en ocasiones se sentía raro que el personaje hablara de decisiones morales y diálogos activistas en contra del control y el poder después de haber hecho explotar autos, matado policías y haber robado información de un edificio. todo esto me llevo a jugar de la manera menos Letal posible, usando una pistola aturdidora y tratando de no ser visto, pero puedo ver a algunos jugadores que no sean tan buenos en el arte de pasar desapercibido matando un montón de gente. Es más, esta incongruencia se ve desde el comienzo del juego ya que el primer objetivo de Marcus es borrar su registro criminal, argumentando que son infundados y no se debería controlar de esta manera a las personas y sin embargo, todos los cargos contra Marcus son en su mayoría cosas que tendremos que hacer de una u otra manera durante nuestra partida, por lo que este acto carece un poco de sentido.

De todas formas, pasar desapercibido es algo que el juego constantemente está incentivando, tanto en las herramientas que Marcus utiliza como en los diseños del entorno. muchas de las misiones que Marcus debe realizar requieren que se hackee algún computador, o extraer alguna información y todo esto se puede realizar de forma remota, sobre todo luego de obtener un autito a control remoto y un Drone volador que te ayudaran a pasar por lugares en los que Marcus simplemente no puede entrar, o pueden hacer de diversión para que los guardias o enemigos miren a otro lugar mientras Marcus entra a completar el objetivo. Algo que me gustaba mucho hacer es poner un falso registro de criminalidad sobre algún guardia para que la policía llegue y lo lleve preso, aprovechando todo el escándalo y distracción, se puede entrar al lugar sin mayor complicación. aun así, es inevitable ser visto, y cuando esto ocurra Marcus tiene muchísimas más herramientas para huir y no solo un montón de armas que para salir disparando a lo loco como en GTA. puede que suene algo majadero, pero los Drones son una gran gran inclusión en el juego.

Aun con la carismática figura que es Marcus, para mí la gran estrella del juego es la cuidad de San Francisco, está llena de personalidad y si bien no es tan grande como en otros juegos del género, realmente se siente como un lugar vivo y con diversos lugares que se pueden visitar y entretener, al comenzar el juego pase un par de horas simplemente turisteando por la ciudad y fue simplemente una de las mejores actividades que hice en el juego. es muy diverso y bastante dinámico, nunca he estado en San Francisco en persona, pero me han dicho que esta es una hermosa representación del lugar.Pase varias de las primeras horas de juego simplemente recorriendo la ciudad y sacándome Selfies en lugares icónicos de la ciudad.

Conducir en Watch Dogs es un tema, nunca me sentí muy a gusto en un auto y prefería las motos que tampoco eran la gran maravilla, la conducción es poco realista para un juego de esta categoría, aunque debo admitir que hackear cosas mientras se conduce para detener a tus perseguidores es tan simple como gratificante dando otra capa de dinamismo a este juego.

El modo multiplayer en Watch Dogs 2 es muy similar al de su predecesor, hay momentos en que un jugador entrara invasivamente a tu juego e intentara robarte información, pero hay una gran diferencia, ahora tenemos un drone volador que puede escanear a todo el mundo rápidamente, es muy difícil escapar de algo así, pero todo suma a la emoción de no ser atrapado.

También y de manera muy interesante, cuando un jugador llega al máximo nivel de persecución policial, el juego no llamara a los militares, si no a otros jugadores para detener tu caos desenfrenado haciendo que la emoción de las persecuciones y salirte con la tuya se intensifiquen de gran manera, lamentablemente para mí esto no fue muchas veces puesto que como ya dije antes, preferí el modo más sigiloso y menos caótico posible.

Watch Dogs 2 es una bolsa de sorpresas tanto buenas como no tan buenas, pero en general es una aventura bastante entretenida y sin duda es un paso adelante sobre el primer intento de la saga, esperemos que los desarrolladores continúen evolucionando estas ideas y dando más opciones y mecánicas de juego que podamos disfrutar próximamente de maneras aún más creativas.

Comentarios