Es extraño hablar de nuevos libros de un autor que lleva varias décadas muerto, pero la pluma del inmortal Tolkien parece más viva que nunca, en parte gracias a lo que su hijo Christopher Tolkien ha hecho, en parte gracias a todo el material adicional que el escritor de El Señor de los Anillos y El Hobbit dejó de legado.

Su nuevo libro Beren y Lúthien es un ejemplo de ello, editado por Christopher Tolkien de un viejo relato olvidado que el autor hizo tras su regreso de la Batalla de Somme, en la Primera Guerra Mundial. La historia vio por primera vez la luz en El Silmarillion, libro también editado por su hijo.

El libro que exhibe un tono melancólico y muy personal, tendrá ilustraciones de Alan Lee, ganador del Óscar por su trabajo en Diseño de Producción en las cintas de El Señor de los Anillos, trilogía dirigida por Peter Jackson. Ya lo podemos encontrar en su versión inglesa.

La escritura significaba mucho para Tolkien, en ella pudo verter los horrores que vivió en la guerra y dejarlos salir de su sistema, la historia de Beren y Lúthien se basa en vivencias con su esposa Edith, de hecho en la lápida que ambos comparten se lee “Beren y Lúthien

El épico relato nos cuenta la historia de dos amantes: un mortal y una inmortal, muy a la usanza de lo que vimos con Aragorn y Arwen en el cine. El padre de la mujer le impone a Beren una imposible tarea antes de poder casarse con su hija.

 

 

Comentarios