Esta nota comprende entre los números 957 y 959 de Action cómics.

Action cómics es una antigua publicación, que ha sobrevivido a todo durante casi ochenta años, mucho más de lo que casi cualquier otro cómic puede decir. Más allá del éxito inicial y de ser el cómic de cabecera de Superman, lo que ha mantenido viva a esta serial es una delicada mezcla de elementos que parecen subsistir más allá de la época en la que se encuentre; sin hacer una revisión histórica propiamente tal, dentro de los números de esta publicación es que vimos parte del largo acto de la muerte de Superman, así como la histórica portada número uno, que en una subasta se vendió en una cantidad impresionante de dinero.

En la actualidad, Action cómics se ha movido a la era Rebirth, como era de esperarse, y lo hace en un momento que es complejo debido a los acontecimientos pasados. Cono pueden ver con más detalle en la nota Hijo de Superman, Clark, Lois y Jon están recién adaptándose al nuevo mundo en el que están, lo fue significa que nada será sencillo, y al mismo tiempo hay muchos secretos de los que hacerse cargo; es importante aclarar que, como de costumbre, lo que se relate aquí tiene spoilers moderados, y además de eso, esta publicación seriada existe al mismo tiempo que Superman, lo que indica que hay elementos que se explicarán con más detalle en la otra serie.

 

Metrópolis está en riesgo; un equipo de criminales tiene capturado a un grupo de personas dentro de un edificio, y los agentes de policía en el exterior están desconcertados al no recibir la habitual exigencia de dinero o alguna otra cosa a cambio de liberar a los rehenes; pero si esto parece algo extraño, lo siguiente deja a policías, civiles y hasta a los periodistas con la boca abierta: quien salva a las personas y detiene a los maleantes es Superman, pero no el que todos esperaban.

¿Por qué?

Pues porque oficialmente, Superman está muerto, recordemos que murió en el final de Nuevos 52.

 

 

Quien aparece, con una S en el pecho, capa y hasta flotando, es nada menos que Lex Luthor. En serio, como lector estoy tan sorprendido que tuve que leer nuevamente para convencerme de no estar viendo mal; en principio, podría sonar bastante raro que el principal enemigo use la capa y el símbolo, pero las explicaciones vendrán, a medias, casi de inmediato, cuando Clark entre en shock al presenciar esto en las noticias, y decida mandar el diablo el anonimato para ir a enfrentar al que, al menos en la realidad de él que viene, es uno de los hombres más peligrosos con vida. Mientras todos miran atónitos al “Super Lex” frente al supuesto fallecido Superman, ellos tienen una interesante conversación, aderezada con algunos buenos golpes, por supuesto; Clark no cree la puesta en escena heroica del millonario, ni mucho menos su anterior discurso acerca de salvar Metrópolis y defender la memoria del último de la casa de El, mientras Lex está convencido de estar frente a un truco, falsificación o engaño, que hace imposible el retorno del Kryptoniano. En lo cual tiene razón, pero tampoco es que Lex sea un ejemplo a seguir en lo que tiene que ver con verdades en el mundo. Esta interesante conversación comienza a volverse una pelea, pero todo se verá interrumpido cuando sea liberada la pesadilla viviente que puede cambiar todo para siempre: Doomsday hace una inesperada y espectacular entrada, obligando, insólitamente, a Superman y Lex a poner de lado sus diferencias de lado y trabajar unidos para detener a la bestia, poner a los humanos a salvo y alejar la batalla de la zona poblada lo más pronto posible.

 

 

Lo que podría parecer un refrito moderno de la inolvidable muerte de Superman, es en realidad el punto de partida para una historia más grande y compleja, que no deja de tomar los elementos anteriores (la recreación de la muerte es fabulosa), pero en un contexto que ha cambiado para el hombre de acero; ahora es más experimentado, sabe lo que significa el peligro que se avecina, y al mismo tiempo tiene mucho más por lo que temer, ya que no sólo se trata de su vida y la de miles de personas, sino también el riesgo al que quedarán expuestos Lois y Jon si él ya no está. Mientras Clark lucha con todo, para sorpresa de muchos, Lex está rescatando gente, soldando las estructuras de los edificios y procurando que todos estén a salvo, todo esto gracias a la armadura que lleva, que con tecnología de Apokolips le permite realizar todo tipo de proezas; por si todo esto fuera poco, un Clark humano aparece en medio del campo de batalla, tratando de convencer a Jimmy Olsen de no ser realmente Superman, como fue revelado tiempo atrás.

¿Mucha información?

Hagamos un alto en este análisis para decir que, aunque hay varios elementos convergiendo, la historia está bien llevada a lo largo de los números; por un lado tenemos el conflicto central, bien detallado, incluyendo recuerdos inspirados en cómics antiguos, y de forma adyacente, tenemos lo que está pasando con una Lois aterrada, tanto del peligro como de las consecuencias de contarle a su hijo que el monstruo que están viendo por televisión, causó la muerte de Clark. Acompañada de colores vibrantes y un gran dibujo, la historia resulta interesante, y te hace querer saber en cada número lo que va a pasar en el siguiente, más aun entendiendo que esta será una carrera de largo aliento.

 

Superman sabe que la tiene difícil contra el monstruo imparable, pero está decidido a terminar con esa pelea de una mejor forma que la anterior, hasta que se topa con un detalle que no esperaba en absoluto: Este Doomsday tiene una diferencia fundamental con el otro, y es que al parecer puede utilizar estrategias. Con todo, el día aun depara sorpresas, porque todo esto ha estado siendo visto por Oz, misterioso personaje que contempla las acciones desde una habitación de control llena de pantallas, y quien ya apareció antes en Superman rebirth; este sujeto parece no sólo interesado en las decisiones de Clark y compañía, también maneja información histórica de la era de los nuevos 52, lo que puede resultar desde preocupante hasta peligroso.

 

Hasta aquí el análisis de hoy, nos leeremos muy pronto en la continuación de esta nota, donde la batalla no ha terminado, y las alianzas serán fundamentales: Equipo maravilla

 

 

Comenta con Nosotros