Corazones de HierroSINOPSIS: Abril, 1945. Mientras los aliados hacen su empuje final sobre la zona europea, un sargento del Ejército endurecido por la guerra llamado Wardaddy comanda un tanque Sherman y a su tripulación de cinco hombres en una misión mortal detrás de las líneas enemigas.

RESEÑA: Brad Pitt (Bastardos Sin Gloria, Guerra Mundial Z) regresa a las pantallas en un filme del director David Ayer, sin duda es algo que hay que ver. Lo hicimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

Corazones de Hierro, también conocida como Fury, me interesó desde el primero momento en que pude ver su trailer. Brad Pitt ya es una carta segura respecto a la actuación y me interesaba mucho ver el resurgir del género bélico que había quedado en el olvido desde el estreno de Bastardos Sin Gloria, irónicamente también protagonizada por Pitt. Sin embargo lo que me encontré en la sala de cine fue mucho más de lo que esperaba, ya que aunque la cinta sigue la línea de otras grandes producciones bélicas como Rescatando al Soldado Ryan, tiene una particularidad que podría hacerte disfrutar muchísimo del filme o que definitivamente no te guste: sus personajes. En este respecto quiero hacer gran hincapié en las actuaciones, tanto de sus personajes principales como secundarios, Shia LaBeouf (Transformers, Paranoia) destaca grandemente con una performance espléndida que lo perfilan como un actor mucho más maduro, que es capaz de salirse de su típico personaje del “joven perdedor” que hemos visto tantas veces en su carrera y nos hace saber que es capaz de dejar de lado sus problemas personales fuera del set. Brad Pitt como siempre sólido se hace acompañar de los talentos de Logan Lerman (Percy Jackson y El Ladrón del Rayo, Noé), Michael Peña (Escándalo Americano, Escuadrón Anti Gánsters) y John Bernthal (El Lobo de Wallstreet, The Walking Dead), todos bastante bien.

Sin embargo, los personajes no son los típicos soldados heroícos y atractivos (de personalidad o de físico)  que nos gustaría ver en una película bélica, no son esos personajes que te entregan esperanza de un mejor mañana ni que te dejan un sabor dulzón al momento de salir de la sala. En Corazones de Hierro estos parecen más una banda de psicóticos asesinos que héroes. Los personajes son mucho más apegados a la realidad, son hombres sencillos que han sido expuestos a los horrores de la guerra, a la sangre, a la muerte, marcados por la violencia y el miedo, sobrevivientes en un mundo lleno de dolor, acostumbrados a él. Esto, para aquellos que quieren ver al épico héroe defendiendo al desvalido en la guerra, podría resultar un tanto chocante. Es difícil ponerse en el lugar de ellos porque no son perfectos, ni por asomo, no son héroes, son soldados que han mutilado su alma para sobrevivir, sus reacciones son difíciles de entender, son difíciles de asimilar, pero representan cabalmente la premisa de la cinta: “la guerra jamás termina bien”, ya sea sobrevivas o no, la guerra te dejará marcado, te hará ser una persona diferente, cambiará (y no para bien) tu personalidad. Te harás fuerte, sí, pero a costa de grandes pérdidas.

La cinta está llena de escenas incómodas, de momentos angustiantes.No veremos banderas flameantes de los vencedores, solo veremos el dolor palpable de un grupo de soldados tratando de vivir en un mundo hostil. Corazones de Hierro te llega pero no pretende ser un meloso drama que te sacará lágrimas, no pretende encantar con sus personajes, ni siquiera que te identifiques con ellos, la cinta quiere mostrar aquello que no queremos ver, aquello que la historia quiso esconder y en eso, en mi humilde opinión, es un éxito rotundo.
Otro de las grandes sucesos de esta cinta es un nivel técnico increíblemente realista, detallado y descarnado, casi como un documental. Sangre, disparos, incendios, bombardeos, decapitaciones, personas aplastadas por los tanques. Hay de todo, y Ayer no parece reservarse nada y eso la hace incluso más profunda, es el escenario ideal para que sus personajes transiten por el “valle de la muerte”
Algunos han dicho que a Corazones de Hierro no le alcanza para ser considerada un clásico del cine bélico, yo atribuyo esos comentarios a la sensación desesperanzadora y acongojante que deja el filme, pero no es más que el fiel reflejo de una de las épocas más oscuras de la humanidad, donde ningún heroismo, por muy bien intencionado que pareciera, podía mermar el dolor y la muerte que cubrieron al planeta en esas épocas.

En resumen, Corazones de Hierro es una cinta, que sin contar con un guión demasiado elaborado, es capaz de construir personajes reales y desprovistos de heroismo basado en grandes actuaciones para mostrar las heridas y cicatrices de la guerra. Pero como siempre, son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Muy buena.

Erika Moreno I.

Comentarios