Kingsman: El Círculo Dorado, es una cinta de entretención y adrenalina pura, un deleite audiovisual que te sacará de cualquier problema por el que estés pasando para evadirte dos horas, con su estilo que mezcla la modernidad de gadget imposibles y piruetas inhumanas con la elegancia de un buen caballero inglés.

 

SINOPSIS: “Kingsman: El servicio secreto” nos presentó el mundo de Kingsman, una agencia internacional de inteligencia, que, por ser independiente, opera al más alto nivel de discreción, y cuyo objetivo principal es mantener el mundo a salvo. En “Kingsman: El Círculo Dorado”, nuestros héroes se enfrentan a un nuevo reto. Cuando sus oficinas centrales son destruidas y el mundo es secuestrado, su trayecto los lleva al descubrimiento de una organización espía aliada en los EE UU llamada Statesman, que se remonta a la época en la que ambas fueron fundadas. En una nueva aventura que pone a prueba al máximo la fuerza e inteligencia de sus agentes, estas dos organizaciones secretas elite se unen para derrotar a un despiadado enemigo común, y, así, poder salvar al mundo, algo que ha pasado a ser un poco habitual para Eggsy.


RESEÑA: Llega a nuestra cartelera la segunda parte de la comedia de acción del director Matthew Vaughn (XMen: Primera Generación): Kingsman El Círculo Dorado, la vimos y te contamos todo, sin spoilers, aquí en tu Canal Favorito.

Creo que todo el que va a ver Kingsman sabe exactamente a lo que va: acción y diversión por montones sin mayores pretensiones que las de entretener, de hacernos escapar un poco de la realidad tan oscura que a veces nos rodea, para sumergirnos por dos horas en un sinfín de escenas espectaculares, de acción explosiva, persecuciones y peleas, matizados escena a escena con humor y extravagantes escenarios. Eso es lo que nos entregó su primera parte: El Servicio Secreto, y El Círculo Dorado es su digna sucesora, entregándonos acción sin parar, incontables guiños al cine de espías y cameos por montón.

Sin embargo, el reto de la nueva entrega es poder sorprender a un público que ya sabe a lo que va y cuando el factor sorpresa, que catapultó a su primera parte, se ha perdido ¿lo logra? La verdad es que sí, al menos en mi caso, y ya sabiendo a lo que iba cuando me enfrenté a esta segunda parte, El Círculo Dorado llenó ampliamente las expectativas. Esta es una película que entrega todo lo que dice que va a entregar, al igual que en su primera parte, sin mayores pretensiones, sabiendo perfectamente cuál es su público y lo que este quiere conseguir.

La química entre el ganador del Óscar, Colin Firth, (El Discurso del Rey) y su coestrella Taron Egerton sigue siendo uno de los pilares de la cinta, por su parte Eggsy (Egerton) ha evolucionado, su personaje es interesante porque no es el típico espía rodeado de hermosas mujeres y sin remordimientos, es un héroe que no lo sabe todo, que se equivoca, que se siente incómodo con ciertas situaciones a las que se ve expuesto por su trabajo, esto le da a su personaje, y a la cinta en general, un trasfondo mucho más completo.

Por otro lado, cada uno de los personajes secundarios tiene excelentes secuencias para brillar por algunos momentos en pantalla, pero entre tanto personaje y estrella fulgurante ante nuestros ojos, el espectador puede quedarse con las ganas de saber más de estos personajes, de conocerlos aún más.

El guión es sencillo, muy sencillo, un poco errático a momentos, aunque tiene un trasfondo con un mensaje. La sensación en este respecto es que tanto los personajes secundarios como la historia en si pudo dar mucho más de si misma. Debo decir, eso sí, que me quedé sorprendida con el personaje de Pedro Pascal (Game of Thrones, La Gran Muralla) los fanáticos de este actor quedarán plenamente complacidos con su participación, con un personaje que va de menos a más y que es una especie de reflejo del personaje de Eggsy. Mark Strong como Merlín y Julianne Moore como Poppy Adams destacan fuertemente en el elenco de los secundarios, ambos con escenas para el recuerdo. Pero es Elton John y su cameo/personaje quien se lleva todos los aplausos por su intensa capacidad de reírse de si mismo. Un placer.


También queda abierta la posibilidad de una tercera entrega, la última parte de la trilogía, donde probablemente veremos mucho mejor desarrollados los nuevos personajes.
Con todo, Kingsman: El Círculo Dorado, es una cinta de entretención y adrenalina pura, un deleite audiovisual que te sacará de cualquier problema por el que estés pasando para evadirte dos horas, con su estilo que mezcla la modernidad de gadget imposibles y piruetas inhumanas con la elegancia de un buen caballero inglés, coreografías, score, tiros de cámara y un elenco de estrellas de lujo se conjugan para entregarnos un James Bond a la máxima potencia.

Si te gustó la primera parte, esta no te decepcionará. Pero como siempre son ustedes, mis estimados freaks, quienes tienen la última palabra.

Muy entretenida.

Erika Moreno I.

PD. Respecto a si verla o no en 3D, creo que la experiencia visual del 3D en este caso no fue muy espectacular, sin embargo, si pueden invertir para verla en sala IMAX se las recomendaría sobre todo por el sonido espectacular que complementan muy bien la experiencia cinematográfica de esta película.

Comentarios