Sinopsis: Al despertar dentro de un oscuro elevador en movimiento, lo único que Thomas logra recordar es su nombre. No sabe quién es. Tampoco hacia dónde va. Pero no está solo: cuando la caja llega a su destino, las puertas se abren y se ve rodeado por un grupo de jóvenes. “Bienvenido al Área, Novicio.”

El Área. Un espacio abierto cercado por muros gigantescos. Al igual que Thomas, ninguno de ellos sabe cómo ha llegado allí. Ni por qué. De lo que están seguros es de que cada mañana las puertas de piedra del laberinto que los rodea se abren y por la noche, se cierran. Y que cada treinta días alguien nuevo es entregado por el elevador.

Un hecho altera de forma radical la rutina del lugar: llega una chica, la primera enviada al Área. Y más sorprendente todavía es el mensaje que trae.

Thomas será más importante de lo que imagina. Pero para eso deberá descubrir los sombríos secretos guardados en su mente. Por alguna razón, sabe que para lograrlo debe correr. Correr será la clave. O morirá.

James Dashner ha urdido un apasionante thriller psicológico y de acción. Correr o morir es el primer título de una trilogía que atrapará sin concesiones al lector. Porque cada salida puede convertirse en el pasaje a una verdadera pesadilla…  

 

936863_159684037546134_1875731910_nReseña: Este libro se nos presenta como un thriller psicológico y jamás pierde esa esencia, en todo momento estamos expectantes, esperando que nada malo le pase a los personajes, con los cuales es imposible no encariñarse.

Está contado en primera persona por Thomas. Así que, por lo menos yo, me mimeticé con el protagonista y sentí como mío cada sentimiento que él describía.

Desde el momento en que él llega al Área nos llenamos de dudas y de angustia. ¿Por qué en ese lugar sólo habitan chicos? ¿Quién los envió allá? ¿Cuál es el objetivo de todo eso? A lo largo del libro vamos poco a poco descubriendo pistas, tratando de entender el porqué de las cosas.

Thomas un día descubre que están rodeados por un laberinto y tiene una fijación con eso, no sabe el motivo, pero él desea ser un corredor (los corredores son los que diariamente recorren el laberinto en busca de una salida).

Pasan muchas cosas extrañas y todo se vuelve más intrigante cada vez. Los habitantes no saben si confiar en Thomas o no ¿Será un espía?

Y cuando prensamos que nada podía ser peor, se suma la llegada de la primera niña, y como si fuera poco, junto con ella llega un terrible mensaje y las cosas comienzan a cambiar. Se acaba el tiempo y deben trabajar juntos para lograr descifrar el enigma que encierra ese lugar.

Hay un momento en que pensé que podría estar pasando algo como lo sucedido en “Los juegos del hambre” y que al descubrirlo moriría la magia del libro, pero no. Acá es algo menos superficial, aunque igual de cruel.  La única similitud que hay entre las sagas es que es un grupo de jóvenes que luchan por su vida pero en contextos muy distintos.

Luego de que todo es terrible y emotivo, llega el gran final, no sé en realidad que esperaba de él pero claramente en mis predicciones no estaba lo sucedido. Quizás, si no leyéramos el epílogo nos quedaría un poco de tranquilidad. Pero no, la realidad es que nada ha terminado, que estamos obligados a leer el segundo libro para no morir tratando de que nuestro cerebro entienda que diablos pasa en ese mundo. Que le pasa al planeta tierra y que tienen esos chicos de especial que puede mejorar las cosas.

A pesar de la angustia que siento en estos momentos. Amé el libro. Amé todos los sentimientos que fue capaz de aflorar en mí. Y si son lo suficientemente valientes, les recomiendo leerlo. No se arrepentirán.

Advertencia: Como en toda distopía, no esperen un final completamente feliz.

Éste es el primer libro de la trilogía Maze Runner. Pronto les tendré la reseña de la segunda parte llamada Prueba de Fuego.

Acá les dejo el book tráiler

Comentarios